Neutralidad política

Neutralidad política

Tema

La misión de la Iglesia no es elegir a políticos, sino predicar el Evangelio de Jesucristo. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es neutral en materia de política partidista. Esto se aplica a todas las naciones en las que se encuentra establecida.

La Iglesia no:

  • Respalda, promueve ni se opone a ningún partido, candidato ni plataforma políticos.
  • Permite que los edificios de su Iglesia, los directorios de miembros ni otros recursos se utilicen para fines políticos partidistas.
  • Intenta dirigir a sus miembros en cuanto a qué candidato o partido deben apoyar con su voto. Estas normas se aplican aunque el candidato sea miembro o no de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.
  • Intenta dirigir ni dar órdenes a ningún líder gubernamental.

La Iglesia sí:

  • Alienta a sus miembros a desempeñar un papel como ciudadanos responsables de su comunidad, incluso el mantenerse informados sobre los hechos y votar en las elecciones.
  • Espera que sus miembros participen en el proceso político de forma responsable y cívica, respetando el hecho de que los miembros de la Iglesia provienen de una variedad de entornos y experiencias, y que puede haber diferencias de opinión en asuntos de política partidista.
  • Solicita a los candidatos políticos que no insinúen que su candidatura o plataformas tengan el respaldo de la Iglesia.
  • Se reserva el derecho como institución de presentar, de una manera no partidista, los temas que considere que tengan consecuencias importantes para la comunidad o para la moral o que afecten directamente los intereses de la Iglesia.

En los Estados Unidos, donde vive casi la mitad de los Santos de los Últimos Días del mundo, es costumbre de la Iglesia que para cada elección nacional se envíe una carta para ser leída a todas las congregaciones con el fin de alentar a los miembros a votar, pero haciendo hincapié en la neutralidad de la Iglesia en asuntos de política partidista.

Relaciones con el gobierno

Los funcionarios electos que son Santos de los Últimos Días toman sus propias decisiones y no necesariamente están de acuerdo unos con otros ni siquiera con alguna posición que la Iglesia haya manifestado públicamente. Mientras que la Iglesia puede comunicarles sus puntos de vista, como lo haría a cualquier otro funcionario electo, reconoce que estos funcionarios deben tomar sus propias decisiones en base a su mejor razonamiento y con la consideración de los grupos a los que fueron elegidos para representar.

Referencias de las Escrituras modernas en cuanto a la función del gobierno: Doctrina y Convenios, Sección 134

Participación en los partidos políticos por parte de oficiales que presiden en la Iglesia

Además, la carta que la Primera Presidencia emitió el 16 de junio de 2011 es una reafirmación y aclaración de la posición de neutralidad política de la Iglesia al iniciarse otra temporada política. Se aplica a todas las Autoridades Generales de tiempo completo, los líderes a nivel general de las organizaciones auxiliares, los presidentes de misión y los presidentes de templo. Las normas no están dirigidas a los empleados de tiempo completo de la Iglesia.

“Las Autoridades Generales y los oficiales generales de la Iglesia y sus cónyuges y otros líderes eclesiásticos que sirven por tiempo completo no deben participar personalmente en campañas políticas ni en actividades que incluyan la promoción de candidatos, la recaudación de fondos, el hablar en nombre de candidatos o respaldarlos de algún otro modo ni hacer contribuciones financieras.

“Ya que no son oficiales de la Iglesia por tiempo completo, los Setenta de Área, los presidentes de estaca y los obispos son libres de contribuir, servir en los comités de campañas políticas y apoyar a los candidatos de su elección con el entendimiento de que:

  • Están actuando exclusivamente como ciudadanos en el proceso democrático y que no impliquen, ni permitan que otros infieran, que sus acciones o su apoyo representan de alguna manera a la Iglesia.
  • No utilizarán el papel sellado de la Iglesia, las listas de direcciones, los sistemas de correo electrónico generados por la Iglesia ni los edificios de la Iglesia para fines de campañas políticas.
  • No participarán en la recaudación de fondos ni en otro tipo de campaña centrada en los miembros de la Iglesia que estén bajo su supervisión eclesiástica”.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.