Profetas modernos y revelación continua

Profetas modernos y revelación continua

Tema
  • El tener apóstoles y profetas modernos es una característica distintiva de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Los miembros de la Iglesia consideran a los líderes del más alto nivel de la Iglesia —José Smith, Brigham Young y los presidentes de la Iglesia que les siguieron— como profetas de Dios, de la misma manera que consideran a Abraham, a Moisés, a Isaías y a los apóstoles de la época de Jesucristo. Thomas S. Monson es el presidente y profeta actual de la Iglesia.
  • Los miembros creen que La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es una restauración de la Iglesia original establecida por Jesucristo durante su vida mortal. Parte de esa restauración incluye a profetas y apóstoles vivientes.
  • Al contar con profetas modernos se cuenta también con la revelación continua y con Escrituras adicionales. A José Smith quizás se le conozca más que nada por su traducción del Libro de Mormón: Otro Testamento de Jesucristo y por sentar los cimientos de la Iglesia en el siglo XIX. Los sucesivos presidentes de la Iglesia a partir de entonces han hecho sus propias contribuciones distintivas.
  • La creencia de tener profetas y apóstoles a la cabeza de la Iglesia no significa que los miembros sigan ciegamente a sus líderes. Aunque el profeta de Dios recibe revelación e inspiración para guiar a la Iglesia en general, la revelación fluye en todos los niveles, incluso a los líderes de congregaciones y a las familias y a los miembros de forma individual. De hecho, se espera que cada miembro busque individualmente ese tipo de guía divina para guiarse en su propia vida, en sus responsabilidades en la Iglesia e incluso en las actividades temporales, entre ellas su ocupación u oficio. También se espera que los miembros busquen en oración su propio “testimonio” o convicción de los principios que sus líderes les enseñan.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.