Plan de Salvación

Plan de Salvación

Tema
  • Para los Santos de los Últimos Días, la existencia mortal se ubica dentro de una amplia extensión de tiempo, que abarca desde la vida preterrenal, en donde los espíritus de toda la humanidad vivieron con nuestro Padre Celestial, hasta una vida futura en Su presencia en donde habrá crecimiento, aprendizaje y mejoramiento continuos.
  • La vida en la tierra se considera un estado probatorio en el que se pone a prueba a los hombres y a las mujeres, y en el que logran experiencias que no pueden obtener en ningún otro lugar.
  • Los Santos de los Últimos Días creen que el Padre Celestial sabía que los seres humanos cometerían errores, por lo que Él proporcionó a un Salvador, Jesucristo, quien tomaría sobre sí los pecados del mundo. Mientras que algunos de los dones de la Expiación son incondicionales (un cuerpo resucitado, la inmortalidad), se espera que los hombres y las mujeres se arrepientan de sus pecados y se esfuercen por vivir más en armonía con las enseñanzas de Cristo, con el fin de seguir progresando y alcanzar su potencial en la próxima vida.
  • Para los miembros de la Iglesia, la muerte física en la tierra no es un fin sino el comienzo del siguiente paso en el plan que tiene el Padre Celestial para Sus hijos. La muerte tampoco tiene que ser el fin de las relaciones con los seres queridos. Las familias pueden estar juntas para siempre, y no sólo por esta vida. Los integrantes de la familia que acepten la expiación de Jesucristo y sigan Su ejemplo pueden estar juntos para siempre por medio de las sagradas ordenanzas efectuadas en los santos templos de Dios.
  • La doctrina de los Santos de los Últimos Días enseña que después de la resurrección, todos serán juzgados y recompensados por lo que hayan hecho en esta vida. Los que sean hallados dignos de regresar a la presencia de Dios llegan a ser los “herederos de Dios, y coherederos con Cristo” (Romanos 8:17) de todo lo que el Padre tiene, y volverán a vivir con su familia y con nuestro Padre Celestial.
  • Los que decidan no seguir a nuestro Padre Celestial y a Jesucristo recibirán su recompensa de acuerdo con lo que hayan hecho en esta vida, pero no disfrutarán de la gloria de vivir en la presencia de Dios.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.