El Libro de Mormón: Otro Testamento de Jesucristo

El Libro de Mormón: Otro Testamento de Jesucristo

Tema

Desde su primera publicación en inglés en 1830, el Libro de Mormón se ha traducido en su totalidad a ochenta y tres idiomas, y se han impreso más de 150 millones de ejemplares. Se le ha denominado la “piedra clave” de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Desde el principio, los miembros de la Iglesia lo han aceptado como Escritura.

Eso no significa que para los miembros de la Iglesia el Libro de Mormón reemplace la Biblia como Escritura, sino que usan la Biblia y el Libro de Mormón juntos en su prédica y su estudio personal.

Los Santos de los Últimos Días también consideran el Libro de Mormón como un registro de grandes civilizaciones de la América antigua.

 

De acuerdo con el registro, una de esas civilizaciones desciende de un hombre llamado Lehi, quien salió de Jerusalén con su familia alrededor del año 600 a. de C. Ellos viajaron hacia el mar, construyeron un barco y continuaron su viaje por mar hasta las Américas.

Tras la llegada del grupo de Lehi al Nuevo Mundo, las crecientes disputas familiares ocasionaron la creación de clanes que con el tiempo llegaron a ser dos naciones enemigas. Los conflictos ocurrieron durante los mil años que están registrados, ocasionando a final de cuentas la desaparición de una de esas naciones.

Dentro del contexto de esa historia hay una serie de profecías y testimonios sobre Jesucristo como el Salvador del mundo, incluso la notable visita de Jesús resucitado al pueblo del Nuevo Mundo.

El Libro de Mormón relata que durante el ministerio de Cristo a los habitantes de la América antigua, Él estableció Su iglesia, tal como lo hizo en el Viejo Mundo.

De acuerdo con los registros, después de la visita de Cristo, la gente vivió en unidad y prosperidad por casi 200 años.

Con el paso del tiempo, la gente empezó a abandonar las enseñanzas de Cristo. Prevaleció la maldad entre ellos, y una gran guerra de exterminación dio como resultado la destrucción de toda una nación.

El Libro de Mormón relata cómo todos esos hechos fueron grabados meticulosamente en planchas de metal. La responsabilidad de llevar ese registro y de agregar datos al mismo, que se inició con las primeras personas que salieron de Jerusalén, fue pasando de una generación a otra.

Una de las últimas personas responsables de llevar los registros fue un antiguo profeta americano llamado Mormón, quien resumió siglos de registros en un compendio más conciso sobre planchas de oro.

Mormón entregó ese registro resumido a su hijo Moroni, aparentemente el último sobreviviente de su nación, quien cerca del final de su vida enterró las planchas en las faldas de un cerro localizado en lo que siglos después llegaría a ser la parte norte del estado de Nueva York.

Los Santos de los Últimos Días creen que fue en la ladera de ese cerro, hoy llamado el cerro de Cumorah, cerca de Palmyra, Nueva York, donde Moroni regresó en 1823 como ángel para guiar al joven José Smith hasta las planchas escondidas. Más adelante José Smith fundó La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

La historia de los comienzos de la Iglesia indica que Moroni entregó las planchas de oro en custodia provisional a José Smith, quien permitió que tres hombres las vieran y que otros ocho las tocaran. Los testimonios de esos testigos se encuentran a continuación de la introducción del Libro de Mormón.

José tradujo las planchas en unos tres meses, luego de lo cual se las devolvió al ángel Moroni. El Libro de Mormón se publicó por primera vez en Nueva York en 1830.

En 1851, el Libro de Mormón se tradujo al danés, su primera traducción a un idioma distinto al inglés. Y en el año 2000, la Iglesia marcó un hito, ya que el número total de traducciones del Libro de Mormón llegó a cien, incluyendo al inglés. El libro se ha publicado en su totalidad en ochenta y tres idiomas aparte del inglés, con la traducción de selecciones del mismo en veinticinco idiomas más. 

En 1982, para ayudar a aclarar el propósito del Libro de Mormón y hacer hincapié en ese propósito, se le añadió un subtítulo. El título completo es El Libro de Mormón: Otro Testamento de Jesucristo.

Además de traducir el Libro de Mormón, José Smith escribió otras revelaciones que recibió de Dios. Muchas de esas revelaciones se encuentran en otros dos libros de Escritura moderna llamados Doctrina y Convenios y la Perla de Gran Precio.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.